PELUQUERÍA Y BELLEZA ALAZÁN

Más de 16 años ha pasado este salón de belleza sin reformarse o actualizase. Un local totalmente obsoleto y sin funcionalidad como base de partida para este trabajo.

El objetivo es claro, renovar la imagen y proporcionar funcionalidad para conseguir que este negocio siga con total actividad y rendimiento.

La necesidad de sustituir parte de las instalaciones debido a su deteriorado estado y el cambio del mobiliario específico de peluquería y belleza, consume gran parte del presupuesto disponible para la reforma, obligando a ajustarse en el resto, manteniendo parte del antiguo moblaje, puertas, y resto de instalaciones.

Aplicar el máximo sentido común, decisiones comedidas e inversión en detalles y aspectos importantes de funcionalidad.

Lacado en blanco de antiguos muebles y puertas, sustitucion de herrajes, incorporación de iluminación posterior en espejos, modernización con integración de diseño en pequeños detalles, permitiendo sacar el máximo partido a los vetustos enseres.

Se complementa la actuación con nuevo mobiliario en madera de fresno y toques en amarillo, color corporativo del salón de belleza, que combinado con el gris y el blanco, generan la nueva imagen de este local comercial.

Sucesión ordenada de espacios, cada una con su uso específico, manicura, caballero, lavacabezas, tintes, sala de espera y recepción para garantizar lo significativo, la funcionalidad.

En fachada mismo lenguaje que en el interior, imagen actualizada con la combinación de los nuevos colores y materiales, conservando el antiguo zócalo de ladrillo cerámico, material reflejado en el interior a través de las lámparas suspendidas, realizadas por un alfarero de la localidad a petición nuestra, familia de la propietaria.